Enero es el mes de los propósitos. Con el nuevo año, comenzamos poniéndonos metas y objetivos, unos más asequibles o alcanzables que otros. Son propósitos, en mayor medida, relacionados con la salud y el ejercicio físico. Pero, ¿estamos plateando estos propósitos de manera correcta? ¿Cómo cumplirlos sin abandonarlos en febrero?

La clave está en ser realistas y plantearnos unos objetivos que podamos alcanzar y con los que nos podamos motivar día tras día. No merece la pena poner metas altas y que difícilmente lleguemos a conseguir. Eso sí, posible no es un sinónimo de fácil. Para un fumador, plantearse el propósito de dejar de fumar no será sencillo, pero con constancia y con objetivos más pequeños a corto plazo, se podrá conseguir.

 

Además, la planificación será la clave para conseguirlos. No dejes que la rutina se apodere de los buenos hábitos y propósitos que te has planteado a principio de año.

 

Realizar ejercicio físico

 

Pocas cosas en la vida proporcionan una recompensa sin un esfuerzo previo. Es por ello que nos debemos plantear los objetivos con calma. Sabiendo que, una vez creado el hábito, lo que antes nos parecía una rutina, será un momento que no nos querremos saltar. Realizar ejercicio físico, ponerse en forma… Es el más común de los propósitos año tras año, pero para llegar a cumplirlo hay que tener claro para crear esa hábito sano hemos de ser constantes y marcarnos metas a corto plazo.

 

Comer saludable

 

Otro de los propósitos más repetidos cada año nuevo es empezar a comer sano, más verduras y frutas dentro de una dieta equilibrada. Poco a poco podemos ir incorporando alimentos saludables en nuestros platos, así será mucho más fácil. Hazte con un recetario y toma nota de los platos tan ricos y nutritivos que puedes llegar a hacer si te lo propones. Si comes en la oficina, aprovecha el fin de semana para cocinar tu menú semanal, planearlo será clave para comer saludable, sin prisas y con ingredientes variados.

 

 

La fisioterapia

 

Como comentamos, es habitual que entre los propósitos de año nuevo se encuentre la salud: hacer ejercicio, comer más sano, dejar de fumar… Y la fisioterapia. Incorporar la fisioterapia en la rutina para cuidar la salud está cada vez más a la orden del día, bien para gente que padezca algún tipo de enfermedad o dolencia crónica, o porque realizan mucho ejercicio y necesitan un mantenimiento o por otras razones.

 

La fisioterapia no consiste solo en masajes, se trata de una terapia que ayuda a aquellas personas afectadas de disfunciones somáticas y orgánicas. Indicada para deportistas ya que puede ayudar a evitar futuras lesiones. ¿Aún no te has planteado la fisioterapia como propósito de año nuevo? Te invitamos a que conozcas los beneficios de estas disciplina terapéutica en nuestra web, nuestros tratamientos te ayudarán a encontrar el equilibrio y a mejorar tu calidad de vida, ¿qué más se puede pedir a este 2019?

 

Recuerda que para cumplir tus propósitos cada año deberás tener constancia, marcarte objetivos factibles a corto o medio plazo y, sobre todo, no abandonar en el primer bache que nos encontremos durante el camino. 2019 nos espera con los brazos abiertos dispuesto a cumplir nuestros propósitos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This

Compartir

¡Comparte este post!